NSR – 10: Norma Sismo Resistente para edificaciones en Colombia

Norma Sismo Resistente para edificaciones en Colombia

La norma NSR-10 vigente consta de una serie de reglas que buscan garantizar la estabilidad y calidad de las construcciones en Colombia para proteger la vida de los habitantes o visitantes en los edificios. Cada requisito en esta norma tiene un carácter técnico-científico para que el diseño y estructura de cada edificio sea resistente ante sismos.

Durante años, tanto el Gobierno Nacional como el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio han modificado la norma Sismo Resistente para edificaciones en Colombia, siendo el primer decreto en 1984 y su última actualización el 25 de noviembre de 2019.

Desde el primer decreto de esta norma, se estableció que todos los proyectos en construcción deben cumplir con cada normativa técnica que allí se refleja, con el fin de mitigar los daños causados por los sismos. Sin embargo, desde la fecha se han presentado diversas modificaciones que se deben tener en cuenta.

Qué dice la norma

La norma NSR-10 vigente dice que cada proyecto de construcción debe implementar un sistema estructural sólido, con dimensiones apropiadas y materiales resistentes para soportar fenómenos sísmicos.

Esta norma también establece criterios y procedimientos a cumplir para evaluar la vulnerabilidad sísmica sobre estructuras patrimoniales hechas de adobe y tapia pisada e intervenir en el sistema estructural de la misma según lo establecido.

En el decreto 2113 de la NSR-10 se tiene por objetivo que las empresas constructoras, ingenieros civiles y arquitectos cumplan con ciertos requisitos técnicos – científicos para el diseño y construcción en edificaciones de uno y dos pisos en tierra cruda.

Con la intervención del patrimonio y el resto de edificaciones que sean aplicables, no solo se buscará que los inmuebles sean menos vulnerables a eventos sísmicos que pongan en riesgo las vidas humanas, sino conservar las edificaciones como memoria y aporte tecnológico apropiado al territorio colombiano.

¿Quiénes deben acatarla?

Esta norma está dirigida a todo bien inmueble de interés cultural cuyo sistema estructural se encuentra constituido en parte o totalmente de adobe y tapia pisada. El documento 2113 de la NSR-10 cubre únicamente las edificaciones de uno o dos pisos.

Las futuras construcciones en el territorio de la República deben sujetarse a las normas establecidas en la presente ley. Las dependencias distritales y municipales se encargarán de conceder la licencia de construcción, sin embargo, podrán abstenerse de aprobar proyectos o planes que no cumplan con lo establecido.

La presente norma no aplica para edificaciones nuevas ni edificaciones especiales como: iglesias, coliseos, puentes, muelles, torres de transmisión, estructuras hidráulicas, del tipo arquitectónico y cada una de las edificaciones cuyo comportamiento dinámico y respuesta sísmica difiera del presentado en el documento

¿Qué requisitos exige?

Número 1

Los planos arquitectónicos que se presenten para la obtención de la licencia de construcción deben ser los mismos a los utilizados para el proyecto o construcción de la obra. Al menos una copia debe permanecer en el archivo de la autoridad encargada de la expedición de licencia.

Número 2

Los planos deben cumplir con las normas correspondientes sobre la eliminación de barreras arquitectónicas para las personas con discapacidad o de la tercera edad.

Número 3

Se permitirá el uso de materiales, diseños y métodos de construcción diferentes a los contemplados en la Ley siempre y cuando el encargado del proyecto presente evidencia donde se demuestre que la alternativa de diseño sea segura y resistente contra eventos sísmicos aparte de seguir las siguientes pautas.

  • Además de la evidencia demostrativa se debe adjuntar un memorial en el cual se acepta la responsabilidad sobre la aplicación de tecnología o diseño alterno.
  • Obtener una autorización previa por parte de la «Comisión Asesora Permanente para el Régimen de Construcciones Sismo Resistentes» que le permita la aplicación de metodologías alternas.

Número 4

Las autoridades a cargo de la expedición de licencias deben verificar que la propuesta de edificación cumple con los requisitos exigidos por la presente Ley y esta debe ser revisada por los funcionarios de la oficina o Dependencias correspondientes.

Número 5

Para las construcciones que tienen más de 3.000 metros cuadrados de área construida deberá ser sometida a una supervisión técnica.

Número 6

Los directores de construcción deben poseer matrícula profesional y contar con una experiencia mayor a 3 años de ejercicio. 

Número 7

Los supervisores técnicos, revisores de diseños y diseñadores deben ser un Ingeniero civil, Arquitecto o Ingeniero Mecánico en caso de diseños de elementos no estructurales o estructuras metálicas.

¿Cuáles son las multas o problemas si no se cumple?

Los funcionarios y profesionales a cargo de la construcción que permitan o adelanten parte de la realización de la obra sin sujetarse a las normas y disposiciones de la presente Ley, podrán ser sancionados por el Consejo Nacional Profesional o los colegios profesionales correspondientes por haber incurrido en la violacion del Código de Ética.

Según sea el caso, se les suspenderá o cancelará de manera permanente la matrícula profesional. De igual forma, serán sancionados los funcionarios de las dependencias que autoricen la realización de obras de construcción sin apegarse a las prescripciones y disposiciones de la norma NSR-10.

En el caso de los constructores y propietarios que de alguna forma adelanten la construcción sin la licencia de construcción, podrán ser sancionados con multas de un mes de salario mínimo mensual por cada 200 metros cuadrados de área construida.

Consideraciones finales

Alrededor del 87 por ciento de los colombianos habita en zonas donde la amenaza sísmica es alta o intermedia.

Cumplir con lo impuesto en la ley NSR-10 es indispensable no solo para asegurar la calidad y resistencia de los proyectos, sino disminuir la tasa de pérdidas humanas por eventos sísmicos.